Martes, 27 de Marzo de 2018 | 10:04 am

Néstor Araujo, carta fuerte para Rusia 2018

Gracias a que mejoró su juego aéreo y toque de balón, Néstor Araujo volvió a la Selección mexicana y se perfila para estar en el Mundial de Rusia 2018.

Néstor Araujo, carta fuerte para Rusia 2018
Néstor Araujo, carta fuerte para Rusia 2018

La familia Araujo nunca gozó de lujos. Félix –el jefe de familia– trabajaba preparando mariscos en un restaurante, mientras que Edith –su esposa– vendía ropa de niño en los tianguis. El matrimonio vivía en Guadalajara y se las arreglaba para que no les faltara nada de comer a sus cinco hijos. “Nos inculcaron que el dinero no te da la felicidad, que esa te la da la unión familiar”, platica Félix, el primogénito y hermano mayor de Néstor, uno de los actuales convocados a la Selección mexicana.

A los dos hermanos siempre les gustó el futbol. Félix se integró al final de la década de los 90 a una escuela del Cruz Azul que estaba ubicada en Guadalajara. Cuando cumplió 16 se fue a la Ciudad de México, donde entrenaba el primer equipo. Pasó por todas las divisiones inferiores del club y cuando cumplió 22 se fue al Cruz Azul Oaxaca, filial de Segunda División del primer equipo. En esa misma época habló con los entrenadores de la categoría Sub-14 para recomendar a Néstor, quien –como él– era defensa central. Los técnicos aceptaron hacerle una prueba. La aprobó y se integró al equipo juvenil.

Néstor tardó tres años para ascender al primer equipo. Hizo su debut con 19 años en la victoria del Cruz Azul por 3-0 frente al Querétaro en el Apertura 2010. Para el siguiente curso se convirtió en titular, puesto que mantuvo hasta el primer semestre de 2012. Su actuación le valió un llamado a la Selección mexicana Sub-23 que participaría en los Juegos Olímpicos de Londres.

Pero Néstor pasó inadvertido. No participó en ningún partido con el cuadro nacional que ganó la medalla de oro y cuando se reintegró a Cruz Azul se encontró con un nuevo inconveniente: perdió su puesto en el 11 titular, luego de que la directiva cementera contratara a Amaranto Perea. Era el inicio del Apertura 2013.

La participación de Araujo fue limitada en ese torneo. Apenas disputó cinco encuentros de Liga y observó desde la banca cómo a su club se le escapaba el título frente al América. Días después de la derrota, el defensa fue colocado en la lista de transferibles.

“Estaba muy frustrado, porque sentía que estaba en un buen nivel para jugar como titular en Cruz Azul. Quería darles un campeonato. Cuando se anunció que estaba transferible, Néstor estaba indeciso entre irse a Santos o Pachuca, que era el otro equipo que lo pretendía. Afortunadamente se cerró la negociación con los laguneros, que siempre mostraron interés en firmarlo”, cuenta Félix.

Néstor tomó la titularidad con Santos desde el Apertura 2013 –su primer torneo con el club– al disputar 14 partidos desde el silbatazo inicial. El siguiente semestre ratificó su buen momento y jugó de arranque 10 encuentros, pero para el Apertura 2014 fue relegado a la banca. El mal momento duró poco. Volvió a ser titular para el Clausura 2015, en el que fue una pieza clave para que el equipo lagunero ganara el quinto título de Liga en su historia.

“Su mejor cualidad es el juego aéreo en ambas áreas”, explica Robert Dante Siboldi, entrenador de Néstor en Santos. “Pero también tiene buena marca y es difícil superarlo en el mano a mano. Ofensivamente también le aporta al equipo con sus pases largos al ataque, que desestabilizan a las defensas rivales, y su juego a ras de césped que permite al equipo salir con el balón controlado. Estas características las pulió estos últimos semestres, porque antes no las practicaba con tanta frecuencia”.

Araujo se volvió inamovible para la defensa santista. En los últimos seis torneos sólo se ha perdido 12 de 101 partidos de Liga. Su buen momento también se reflejó con su regreso a la Selección, a la que fue llamado por Juan Carlos Osorio para jugar un partido amistoso contra Senegal en febrero de 2016.

El colombiano le dio continuidad para los siguientes encuentros. Lo convocó para las eliminatorias mundialistas y la Copa América Centenario 2016, en la que fue titular en tres de los cuatro encuentros. Después repitió en el 11 titular en las victorias del hexagonal final ante Costa Rica y Trinidad y Tobago y en la derrota en la última fecha ante Honduras. En la Copa Confederaciones también tuvo presencia. Disputó los cuatro partidos y anotó un gol en el encuentro contra Rusia, que eventualmente ayudó para que el representativo obtuviera el pase a las semifinales.

Siboldi cree que la evolución de Araujo se debe a dos factores: el primero a la continuidad que tuvo desde que llegó a Santos y el segundo a que ha jugado en la defensa con jugadores experimentados como Héctor Moreno y Rafael Márquez en la Selección. Mientras que en Santos lo ha hecho con Carlos Izquierdoz, con quien ha hecho dupla en la defensa central desde 2015.

“Es el defensor mexicano con mayor proyección en la Liga MX actualmente, incluso por arriba de Hugo Ayala y Oswaldo Alanís. Vive su mejor momento y el Mundial de Rusia puede ser el escaparate para que dé el salto al futbol europeo. No tengo duda que tiene la técnica, condiciones físicas y la mentalidad para triunfar en el Viejo Continente”, agrega Siboldi.

Déjanos tus comentarios