Lunes, 24 de Abril de 2017 | 9:18 am

Por qué ellos se duermen después del sexo y ellas quieren mimos

Por qué ellos se duermen después del sexo y ellas quieren mimos
Por qué ellos se duermen después del sexo y ellas quieren mimos

La forma en la que reaccionamos después de mantener relaciones sexuales depende, en gran medida, de nuestra genética y de la bioquímica del orgasmo. La explosión de hormonas lleva a los hombres a querer echarse una cabezadita por encima del cigarro (en el caso de los fumadores) o la comida, mientras que las mujeres prefieren hablar para reforzar ese vínculo.

Así lo confirma un estudio de un grupo de investigadores del Instituto Francés de Salud e Investigación Médica, liderados por Serge Stolerú.

De acuerdo con el científico francés, los hombres se quedan dormidos después de tener sexo debido a que su cerebro se desconecta, es decir, la corteza cerebral encargada del pensamiento consciente se apaga durante el orgasmo.

Para llegar a esta conclusión los investigadores realizaron escáneres de los cerebros de los hombres durante el momento de la relación sexual y después de acabar. En ellos pudieron ver que el córtex cerebral, encargado del pensamiento consciente, se ‘apagaba’ durante el momento del orgasmo.

Por otro lado, el córtex del cíngulo anterior, que regula el ritmo cardíaco, y la amígdala cerebral, que procesa y almacena de reacciones emocionales, se encargaban de enviar un mensaje al resto del cerebro anulando cualquier deseo sexual. Como consecuencia de ambas ‘órdenes’ se producía una secreción masiva de dos sustancias: la oxitocina y la serotonina, hormonas que inducen el sueño y llevan a los hombres a dormirse con mayor facilidad que las mujeres.

Además, durante la eyaculación, los hombres liberan norepinefrina, serotonina, oxitocina, vasopresina, óxido nítrico (NO), y la hormona prolactina, sustancias químicas que generan una sensación de bienestar y satisfacción. Sin embargo, también estimulan el sueño. Y es que alcanzar el orgasmo requiere de un gran esfuerzo, por lo que al conseguirlo, el cuerpo entra en un estado de relajación.

Por eso a ellos les resulta casi imposible resistirse a la llamada de Morfeo e inmediatamente después del estampido de placer y de hormonas que acompaña al orgasmo, ocurre el apagón. Los franceses, más sutiles, lo llaman la ‘petite mort‘ (pequeña muerte).

Ellas, sin embargo, encuentran en este momento la ocasión de reforzar su vínculo afectivo con la pareja y reclaman caricias y palabras de amor, según observaron en sus investigaciones los psicólogos estadounidenses Daniel Kruger y Susan Hughes.

Esta actitud no es exclusivamente femenina, tanto los hombres como las mujeres quedan mucho más satisfechos si después de llegar al orgasmo la pareja muestra señales de unión, compromiso y complicidad.

Lo que ocurre en que las mujeres necesitan más tiempo ya que así como no alcanzan el orgasmo con tanta rapidez como ellos, a posteriori demandan más atención y tardan unos 15 minutos en volver a la normalidad. Así que ya sabes, si la quieres, demuéstraselo quedándote pegadito a ella esos minutos extra. ¡Se quedará encantada!

Hay otras cosas que pueden descolocarnos después de haber hecho el amor. No hay que ser un lumbreras para saber que si él o ella salga corriendo nada más acabar significa que no le interesas, sólo quiere sexo y no busca una relación estable. Si suele salir corriendo al baño a lavarse o darse una ducha es probable que tenga una ‘mala’ percepción del sexo, y necesite ‘purificarse’. Esto puede deberse a una educación represiva o a un concepto erróneo de la sexualidad. Aunque puede que la cosa no sea tan dramática y simplemente sea un obseso de la limpieza, ya lo irás viendo.

También es bastante común que la chica salga disparada al baño para hacer pis. Es una especie de instinto de protección, no es nada emocional sino algo meramente fisiológico; durante el sexo algunos bacterias pudieron quedar en el orificio uretral y crear una infección urinaria, la única manera de barrer esas bacterias hacia fuera es haciendo pis.

Como ves, nuestra actitud postcoital dice muchas cosas de nosotros. Pero si esa persona te importa deja de buscarle tres pies al gato y disfruta del momento. Tampoco pasa nada por consentirlo con un buen descanso, ¿no?

Temas relacionados:

Noticias

Déjanos tus comentarios